Cuidados del bebé


Consejos de alimentación, sueño e higiene

¿Le duele la panza? Después de comer, los gases acumulados en el estómago o un cólico pueden ser motivo de llanto, acuesta al bebé boca abajo, sobre las rodillas o contra el hombro, y da masajes suavemente en la espalda.

¿Está aburrido? Puede ser que el bebé necesite algo interesante que hacer. A veces basta un juguete o un móvil de colores para que deje de llorar.

¿Se siente solo? A los bebés nos les gusta estar lejos de mamá o de papá. Si no se puede estar en la misma habitación, hay que visitarlo con frecuencia, ponerle música o hablarle en voz alta para que sepa que están cerca.

¿Se siente inseguro? Arroparlo o envolverlo en una manta delgada, puede hacer que el bebé se sienta protegido, lo que le resultará consolador.

¿Se siente sobrexcitado? Cuando la diversión y las actividades han sido excesivas, el bebé puede llorar porque se siente sobre-estimulado. Se recomienda envolverlo en una manta y acunarlo en brazos.


Llanto

No se debe tomar el llanto del bebé como si estuviera dirigido contra una persona.

Es importante responder al llanto del bebé de forma inmediata. Cuanto más tiempo se deje llorar, mayor será su angustia.

Los bebés que lloran sin recibir respuesta, pueden volverse apáticos.

Un bebé no se “malcria” si se acude rápidamente cuando llora, al contrario se le transmite seguridad de que hay alguien que vela por sus necesidades.
Alimentación

El mejor alimento para el bebé es la leche materna, la cual debe ser exclusiva durante los primeros 6 meses y complementaria el mayor tiempo posible.

El bebé debe ser alimentado a libre demanda, es decir, cada vez que pida comer, olvidándose de horarios. Rápidamente el bebé tomará sus propios horarios.

Dar el pecho al bebé no debe doler a la madre, en caso de ser así, lo más probable es que la posición de la madre o del bebé es incorrecta, hay que intentar varias veces hasta encontrar la forma adecuada, el bebé aprenderá y pronto podrá hacerlo a la primera.
Sueño

El recién nacido puede llegar a dormir entre 16 y 20 horas al día.

La postura correcta para dormir debe ser boca arriba con los pies tocando un extremo de la cuna, la manta debe ir debajo de sus brazos, no se deben meter peluches, juguetes ni cobijas innecesarias.
Higiene

Para bañarlo debe ser con agua tibia sujetándolo bien por debajo del brazo, con un shampoo adecuado para bebés evitando que entre en sus ojos.

Respecto a los cuidados del cordón umbilical. El cordón se seca poco a poco, hasta que se pone negro y se cae por sí solo, mientras se cae hay que tratar que la zona esté lo más aireada posible, no hay que cubrirlo con pañales, si se moja hay que cuidar de secarlo completamente, el pediatra o en su caso el hospital indicará con que producto se debe

*Nos vemos en el siguiente artículo RMI…